Actividades

Excursión al barranco de la Caramella

Recorrido: Caseta de Carvallo-Balsas de la Caramella-Racó dels Degotalls-Cascada Cúa de Cavall-Forats de la Caramella-Caseta de Carvallo.

Distancia: 3km. Tiempo: 4hrs. Desnivel: 250m. Dificultad: media. Puntos de agua: no hay fuentes, hay mucha agua en las balsas y los arroyos, pero no es potable.

Acceso: Desde Tortosa, tomad la T-341, atravesando la localidad de Roquetes, en dirección a Els Reguers. A unos 2km después de dejar Roquetes, tomad la desviación a la izquierda indicada con una señal que os dirige al Mont Caro (el pico de mayor altura del Parque Natural de Els Ports). Tras otros 2km, cruzaréis el canal del antiguo trasvase (ahora seco). Tomad el camino que sale a la izquierda unos metros después de haber atravesado el canal. Seguid por este camino durante unos 4km. Al final del camino encontraréis un cruce en T y una granja de conejos. Aquí tomad el camino que sale a la izquierda, y a unos pocos metros más allá, tomad el camino que sale a la derecha, con una señal verde que en sus tiempos indicaba “Camí de la Caramella”. Seguid ese camino. Tras 1,6km el camino llega a una zona de aparcamiento. Dejad el vehículo allí y continuad a pie unos 350m. hasta llegar a la caseta de Carvallo, inicio de la excursión.

0:00h. Caseta de Carvallo. Antigua “sala de máquinas” de bombeo del agua que se recogía en la Caramella y que abastecía a Tortosa. El proyecto fué diseñado por el ingeniero francés Jules Carvallo (de ahí el nombre de la casa) que también fué director del complejo trabajo de la canalización del río Ebro desde el Azud de Xerta. Estáis a la entrada de la garganta que forma el barranco de la Caramella unos metros más adelante. Al fondo a la izquierda asoma la impresionante Mola Castellona y la Roca del Migdía. Tomad unas escaleras que hay a la derecha de la casa y continúad por el sendero que trepa a la derecha por las rocas.

La Mola Castellona desde la caseta de Carvallo

0:05h. Una vez pasada la zona de rocas, el sendero, ahora muy claro y fácil, gira a la izquierda y os dirige hacia el interior del barranco, siguiendo desde la altura el lecho del torrente. El paisaje es brutal, paredes casi verticales y siempre al fondo las dos atalayas que vigilan el barranco: la Mola Castellona, con su inconfundible perfil, y la Roca del Migdía.

La Mola Castellona y la Roca del Migdía

0:10h. Seguid por el sendero que por la parte derecha del valle os va acercando a la garganta.

El barranco de la Caramella

0:15h.  El barranco se va estrechando y las impresionantes paredes verticales se os aproximan, ya cerca de la primera balsa. A vuestra izquierda la mole de la Mola os sigue sorprendiendo.

Garganta de la Caramella

La Mola Castellona

0:20h. Tras un recodo, os sale a saludar la primera de las balsas. Las balsas que a partir de ahora os iréis encontrando escalonadas en la roca, se aprovechan desde el 1871, año en que el ingeniero Julio Carvallo construyó un sistema para llevar el agua a Tortosa aprovechando las balsas (algunas de ellas disponen de pequeñas presillas labradas en la roca) y el agua siempre abundante de la Caramella.

Primera balsa

Inmediatamente después de la primera, encontráis la segunda, un poco más pequeña y menos profunda, que al no tener una presilla se nos antoja aún más idílica.

La segunda balsa

0:25h. El sendero discurre sorteando el lecho del arroyo, entre rocas y pequeñas pozas, adentrándose hacia el interior del barranco.

0:30h. Ahora el sendero pasa al margen izquierdo del barranco, cruzando el arroyo. Las adelfas, reinas del barranco, crecen por todos lados enganchadas a las rocas y aportando un color verde intenso al valle.

0:35h. El barranco se va encajonando entre las paredes de piedra coronadas por picachos y rocas fuertemente erosionados.

0:40h. Otro recodo y llegáis a la tercera balsa. Encerrada en un pequeño anfiteatro de roca desbordante de follaje y con una magnífica adelfa que cuelga sobre la lámina de agua.

Tercera balsa

La adelfa estallando de colores verdes y rosas sobre el agua. ¡Precioso rincón!

Tercera balsa

Al fondo de la balsa encontraréis una escalera labrada en la roca por la que podéis acceder al nivel superior. Si no os queréis mojar los pies, podéis volver al sendero principal que rodea la balsa por la izquierda en dirección a la siguiente balsa.

La tercera balsa

A vuestra derecha, arrriba, os saludan los riscos del Racó dels Degotalls, verdaderas paredes verticales que conforman la garganta y por cuya base, más adelante, tendremos que trepar para llegar hasta la parte más elevada de esta excursión.

El Racó dels Degotalls

0:45h. Si os habéis decidido por la ruta más “aventurera”, sólo tenéis que seguir subiendo los distintos niveles a través de la red de escaleras excavadas en la roca que datan de finales del siglo XIX cuando se realizó la obra de aprovechamiento del agua del baranco.

Escalera en la piedra dejando la tercera balsa

0:50h. Por el sendero o por las escaleras labradas en la piedra, en un momento llegaréis a la siguiente balsa, la cuarta. Empotrada en la roca y con un hermoso salto de agua al fondo.

La cuarta balsa

0:55h. Tanto eligiendo la subida (más difícil) entre las rocas, el arroyo y las cascadas, como por el sendero (más cómodo) que asciende por la izquierda de las pozas, os encontraréis con la siguiente balsa, la quinta.

Subiendo hacia la quinta balsa

¡Otra joya de la naturaleza!  Este rincón casi selvático en el que las flores de las adelfas durante la primavera y verano brillan sobre el verde acuático de las pozas.

Quinta balsa

1:00h. Ahora tendréis que volver al sendero principal, ya que es muy dificultoso seguir escalando hacia la sigiente balsa por el lecho del arroyo. En unos momentos arribaréis a la sexta balsa, más amplia que las anteriores  y dotada de una presilla, que muchos bañistas aprovechan para extender sus toallas y tomar el sol.

La sexta balsa desde la última balsa

1:05h. Si queréis acceder a la séptima y última poza, tendréis que volver a tomar el sendero principal que trepa hasta ella, no sin antes sortear una gran roca que se interpone en su trazado. Tras superar este último obstáculo, se os aparece esta gran poza, rodeada por altas paredes de roca, regada por varias cascadas que provienen de dos barrancos principales situados en la cabecera de estas montañas: el de la Caramella y el de la Gralla. Barrancos que atravesaréis más adelante en la parte más elevada de esta excursión.

Cascada sobre la última balsa

Esta última balsa encanta, no sólo por su situación entre los grandiosos saltos de agua y paredes de roca, sino por el color verde esmeralda de su agua, intensificado por la gran cantidad de vegetación que crece colgada sobre la piedra a su alrededor: adelfas, lentiscos, enebros, carrascas, higueras, alguna encina…

Última balsa

…y el musgo que recubre las rocas pulidas por el agua que cae formando diferentes cascadas durante todas las estaciones.

En la última balsa

La cascada de la Cúa de Caval de unos 100m. de altura comunica la parte alta del barranco de la Caramella con la inferior, en la que os encontráis ahora. ¡Pasaréis por su parte más alta, más adelante, en esta exursión!

Cascada Cúa de Cavall

El agua de la poza rebosa por su presilla y cae, formando otras pozas menores y saltos de agua, hacia la balsa inferior, creando rincones llenos de belleza y armonía, y formando en vuestra retina imágenes que no olvidaréis jamás.

Cascada desde la última balsa

Y finalmente, como el día es caluroso y apetece, nos damos uno de los mayores gustazos de esta excursión: un chapuzón en las aguas frescas y cristalinas de la poza, para luego secarnos tumbados al sol aprovechando la presilla de la balsa.

Baño en la última balsa

Baño en la última balsa

Una vez refrescados y con el ánimo por las nubes, volveréis al sendero para descender hasta la quinta balsa.

1:15h. Estáis de vuelta en la quinta poza. Cruzad por la presilla hasta el lado opuesto. Buscad unas señales rojas en la roca, una vez cruzada la presilla. A partir de ahora estas señales os irán indicando el camino.
1:20h. Empezad a subir la pared que asciende por la parte derecha de la garganta. Esta subida requiere ir trepando, zigzagueando y a veces pisando en terreno húmedo, siempre siguiendo las marcas rojas en las rocas. Al principio el ascenso discurre por rocas escalonadas, húmedas y musgosas.

Subiendo hacía el Racó dels Degotalls

1:30h. El terreno está ahora cubierto de herbáceas, y el sendero gira hacia la izquierda en dirección a la base de la pared vertical del Racó del Degotalls.

1:40h. Seguíd trepando entre las hierbas, que poco a poco van dando paso a un terreno más rocoso.

1:45h. El sendero, mucho más claro ahora, discurre horizontalmente por la base del acantilado de Els Degotalls.

Racó del Degotalls

1:55h. Al final de la travesía de la pared rocosa de Els Degotalls, entraréis en un barranco. Es la parte superior del barranco de la Caramella. Cruzad el lecho del arroyo y seguid las marcas rojas.

Cruzando la parte superior del barranco de la Caramella

2:05h. Ahora pasáis por la parte superior de la cascada Cúa de Cavall, que cae en vertical unos 100m. ¡Teneís ante vosotros una vista espeluznante!

La Cúa de Cavall

El nivel inferior de la garganta de la Caramella se divisa desde este punto en todo su esplendor. Cada una de las pozas, cascadas y acantilados están a vuestros pies.

Las balsas desde  arriba de la Cua de Cavall

2:10h. Seguid el sendero marcado con las ya conocidas señales rojas, que comienza a ascender suavemente.
Enseguida encontraréis una pequeña bifurcación en el sendero y una pequeña cueva. Girad a la izquierda para hacer la última parte de la ascensión, siempre siguiendo las marcas rojas, por terreno rocoso hasta llegar a un hito, en donde el camino de ensancha y se hace más fácil.

El valle del Ebro al fondo de la garganta de la Caramella

2:20h. La ruta continúa hasta llegar a una plataforma rocosa desde donde podréis disfrutar de unas vistas espectaculares de la garganta, la cascada y todo el camino de ascenso que habéis hecho unos minutos antes.

Racó del Degotalls

2:30h. Después de atravesar la plataforma, el camino, marcado por las señales rojas continúa hasta una serie de cuevas en la roca: els Forats de la Caramella, refugio de pastores y excursionistas en busca de abrigo en la noche o durante una tormenta.
Desde este rincón se divisa una gran parte del valle del Ebro, la ciudad de Tortosa y la sierra del Coll de l’Alba al fondo.

Tortosa y el Coll de l'Alba desde Els Forats de la Caramella

2:35h. Tras dejar els Forats, os encontráis enseguida con otra bifurcación del camino. Hay marcas que indican la ruta que asciende a Mont Caro y hacia atrás a els Forats. Tomad el camino que va hacia la izquierda y baja hacia el siguiente barranco.

2:45h. Estáis ahora en el barranco de la Gralla. Cruzad el arroyo y continuad hasta otra bifurcación. Aquí volved a tomar el camino que se va hacia la izquierda, siguiendo los hitos y las marcas rojas que son obvias.

2:50h. El camino vuelve a ascender y serpentea otra vez al borde de la garganta. ¡Otra oportunidad más para disfrutar de las fantásticas vistas de la Cúa de Cavall!

Cascada Cúa de Cavall

3:00h. El camino atraviesa uno de los riscos y empieza a descender.

3:10h. Seguid siempre el camino bien marcado que os lleva al siguiente valle, y que iréis descendiendo poco a poco.
Las vista de la Mola Castellona, a vuestra derecha, en esta sección de la ruta es impresionante.

La Mola Castellona

3:30h. La ruta empieza a descender entre campos de cultivo, hace tiempo incultos, entre márgenes de piedra seca y olivos olvidados y casi engullidos por la masa forestal. De vez en cuando se os aparecen restos de casetas de labor que os indican que estáis en zona que una vez fué poblada y cultivada.
Una de las casetas que más os llamarán la atención está construida aprovechando el hueco inferior de una gran roca.

Caseta en la roca

3:40h. Ya estáis casi llegando a la parte baja del baranco. No dejéis de estar atentos, ya que por esta zona, es muy posible avistar cabras montés, como nos pasó a nosotros. Fuimos espectadores de la lucha de dos machos por una hembra… ¡sin palabras!

Cabra montés

Hembra de cabra montés

Lucha entre cabras montés

4:00h. El camino os ha devuelto sin problemas a la caseta de Carvallo. Las imágenes de los barancos de la Caramella y de la Gralla (nombres de dos instrumentos de viento tradicionales en Catalunya) se quedarán para siempre con vosotros y de tanto en tanto los volveréis a visitar para a disfrutarlos de nuevo…¡eso es lo que nos ocurre a nosotros!

1 comentario

Comentar

Los campos con * son obligatorios

 

Posicionamiento web SEO