Renovarse o Morir: La poda del olivo en Lo Favaret

Renovarse o Morir: La poda del olivo en Lo Favaret

Hace ya poco más de un mes que acabamos la cosecha y posterior prensado de las olivas en la finca. Ya estamos disfrutando del sabroso aceite de la nueva temporada, pero hay más… Ahora toca renovar y rejuvenecer nuestros olivos mediante la poda anual, que en esta zona y en catalán se llama “esllemenar”.

Empezando la poda bajo el olivo

Lo primero es tener las herramientas necesarias, revisadas, engrasadas y afiladas. Tijeras de poda, serruchos y motosierra. También es fundamental tener el equipo de seguridad: gafas, gorra, guantes y calzado adecuado…

Herramientas

La forma natural que adquiere el olivo, cualquiera que haya sido el sistema de plantación, es la arbustiva. Es un árbol que crece, si se le deja, con diversas ramificaciones desde la base. Así que para conseguir la formación clásica del olivo con un tronco robusto y una copa definida, se deben suprimir todos esos chupones, de manera que quede solo un tronco. En esta zona del Baix Ebre se les llaman “pollissos” o “nous” a los mencionados brotes nuevos que crecen desde la raiz del árbol casi continuamente, y “esnovar” o “traure nous” a la faena de quitarlos un par de veces al año para que no resten fuerza al árbol.

Poda de renovación de olivo centenario

En la poda deben tenerse en cuenta dos principios fundamentales: el primero indica que un árbol con excesivo desarrollo vegetativo provoca una fructificación escasa, por lo que se debe procurar una vegetación equilibrada: no se debe permitir que más de dos ramas principales salgan del mismo punto del tronco.
El segundo principio indica que todas las hojas deben estar bajo el sol para que puedan desarrollar bien la función clorofílica. Sin embargo la corteza del tronco y las ramas gruesas deben estar a la sombra para evitar que se resequen los tejidos y fomentar que la savia circule bien.

Aclarando la copa

En las últimas décadas se han hecho pruebas con el fin de obtener cosechas abundantes y más fáciles de recolectar manualmente. Así en la parte izquierda del río Ebro, en donde nos encontramos nosotros, abunda el cultivo del olivo en formas bajas. Se trata de un árbol de copa baja, que facilita la recolección manual del fruto, sistema que permite cosechar las olivas sin necesidad de encaramarse a escaleras, como se hacía antaño. Es curioso que este sistema de recolección con escalas haya dejado una tipología tan característica en la construcción de las masietas de esta zona: todas disponen de un estrecho ventanuco vertical en un costado, para poder meter y sacar la larga escala de dentro de las masietas, en donde se guardaban.

Olivos de copa baja

Una vez que el árbol está formado, nos encontramos ante la poda de conservación o de fructificación en la que se persigue la mayor producción regular posible. En el olivo es importante una correcta y cuidadosa poda de fructificación si se quiere corregir su tendencia a la vecería, o producción alterna de la cosecha normal con otra más escasa, o incluso nula. A pesar de que durante muchos años se ha creido que no existía ninguna solución para este fenómeno, hoy suelen ponerse en práctica podas de este tipo que están dando buenos resultados.

Poda de fructificación

Para ello se provoca la formación de brotes de ramas productoras de fruto y se eliminan  las que ya han producido, se han secado o alteran el desarrollo armónico del árbol. La floración del olivo y la formación de frutos se presenta en ramas de madera del año anterior, con la particularidad de que la ramita que ha fructificado una vez continuará haciéndolo en años sucesivos, pero con menos intensidad, de forma que a los tres o cuatro años dejará de producir, se secará y morirá. Por esa razón, si se deja de podar un olivar, encontraremos árboles con muchas ramas secas. En la poda de fructificación lo que se busca es la formación de brotes nuevos que a los dos años den fruto, por lo que se deben cortar los brotes que ya han producido para favorecer la aparición de nuevas ramificaciones productoras.

Podando ramitas que ya han dado fruto

La poda debe hacerse anualmente para no tener que suprimir nunca o casi nunca ramas de madera demasiado pesadas. Solo se cortan las grandes ramas o incluso troncos enteros, cuando el olivo disponga de más de tres troncos o ramas principales demasiado juntas. El olivo requiere que el aire y el sol puedan entrar dentro de la copa. Por aquí se dice que un olivo bien podado es aquel a través del cual un pájaro de tamaño mediano puede volar sin toparse con ninguna rama…

Podando una rama secundaria

Cortando una rama principal

De vez en cuando, nos vienen a visitar, a dar ánimo o a aprender (o todo a la vez…) amigos, vecinos o gente que ha estado hospedada con nosotros en la Ecofinca Lo Favaret. Es el caso de Alba y Xavi de Sant Andreu en Barcelona, que empezaron como huéspedes, se convirtieron en amigos y dentro de poco serán vecinos…que aparecieron por la finca en medio de un día de poda.

alba y xavi

Una vez que hemos acabado con la poda de cada olivo, comienza la faena de recoger los restos de ramas y hojas que se han cortado,

Cortando rama seca

separar la leña que se pueda aprovechar para nuestras chimeneas (acordáos de que el sistema de calefacción en nuestras casas es por chimenea en La Faeneta o estufa de leña que calienta el agua sanitaria y el suelo radiante en Escape), apilarlas en montones y quemar los restos…

Leña de la poda

Amontonando los restos de poda

Quema de rama

¡¡Y muy importante!! En las labores de quema de rama y rastrojo es fundamental controlar el fuego en cada momento.
Nunca hacer fuego en días de viento (aunque sea un viento suave), ni a menos de 300 mtrs de zona de pinar, ni cerca de zona de maleza…no sabemos lo destructivo que puede llegar a ser un pequeño fuego dejado sin supervisión. En este país más de un 70% de los incendios forestales son provocados por quemas irresponsables e incontroladas de restos agrícolas.

Quemando rama

Ahora podéis ver una secuencia de momentos por los que atraviesa uno de nuestros olivos que han pasado por nuestras manos, como si de una peluquería se tratara…

 

2 thoughts on “Renovarse o Morir: La poda del olivo en Lo Favaret

  1. josep

    creo que os lo trabajáis muy bien sólo que os replanteéis lo de quemar los restos de poda, creo que es una barbaridad, no solo por el peligro de incendio, sino porque todos los restos vegetales contribuyen a la formación y mejora del suelo . lo podrías reutilizar en la propia finca.
    saludos

  2. Paco Post author

    ¡Muchas gracias por tu comentario, Josep! Tienes toda, pero toda la razón del mundo. Hace ya unos años que nos estamos planteando el tema de la quema de rama por los mismos motivos que tu nos comentas. Además hay que devolverle a la tierra los nutrientes que el árbol le ha tomado. El problema en nuestra finca es que al estar formada por bancales muy estrechos y con fuerte pendiente, no podemos utilizar maquinaria pesada, ya que no entra a la finca. Estamos mirando trituradoras pequeñas, el problema son los precios que tienen, que por ahora no podemos costear….pero ya estamos ahorrando para, lo antes posible, tener una!
    ¡Un saludo cordial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *